Este mes os traemos una sencilla guia que os ayudara a elegir el mejor sofá para leer de los que disponemos en nuestro catalogo. Vamos a tener en cuenta las diferentes propiedas, formas, materiales de cada modelo, para que podais elegir el que mejor se adapta a vuestros gustos.

Según la biomecánica, al sentarse, es importante que se tengan puntos de apoyo para pies, muslos, nalgas, espalda y cabeza. Con la finalidad de evitar el sobre esfuerzo muscular durante períodos, que se supone, deben ser de descanso. Asimismo, la altura general, del suelo al asiento, del asiento al respaldo y del suelo al apoyabrazos, contribuyen enormemente a obtener una posición ideal.

Cuando esto no sucede, el cuerpo se tensa, aumentando la fatiga e incomodidad.

Características de los sillones para leer

Asientos no muy altos no muy bajos

Todos los sillones exhiben medidas ideales entre el piso y la parte superior del asiento. Si esta altura fuese muy alta, el peso caería totalmente en la cara inferior del muslo, que hace contacto con el asiento. Compresión que eventualmente generará incomodidad en los tejidos e impedirá la circulación sanguínea.

En el caso contrario, cuando los asientos se hallan muy bajos, la cadera queda posicionada por debajo de la altura de las rodillas. Esto dificulta la acción de sentarse y levantarse, especialmente para las personas mayores.

Brazos altos y firmes

En la confección del mejor sofá para leer, existen brazos que exhiben diversos estilos. Sin embargo, los utilizados para los sillones de lectura son, de preferencia, cuadrados. Debido a su forma, proveen la anchura y firmeza necesarias para que un usuario pueda apoyar los codos, los brazos u otros objetos. Al colocar los brazos en posición de reposo sobre los reposabrazos, disminuye la actividad muscular lumbar.

Asientos con acolchado firme

Los asientos de estos sillones son firmes pero suaves, dando prioridad a la estabilidad sobre la textura. Cuando los asientos son muy suaves, se produce una especie de hundimiento en el momento que la persona se sienta. Esto causa que las piernas queden levemente o totalmente suspendidas, perdiendo la estabilidad. De igual forma, el usuario puede curvar la espalda en busca de equilibrio. También podría deslizarse hacia adelante para apoyar los pies en el suelo, dejando la espalda sin apoyo. En cualquiera de los casos, el asiento muy suave provoca incomodidad.

Profundidad de asiento saludable

EL mejor sofá para leer, presentará una profundidad apropiada, que no interviene con la irrigación sanguínea. Es decir, cuando existe profundidad muy grande, el borde del asiento ejerce presión en la zona tras la rodilla. A parte de la posible irritación cutánea que puede causar, también se mencionan la formación de coágulos de sangre o tromboflebitis.

Por el contrario, cuando el asiento no es lo suficientemente profundo, los usuarios no pueden encontrar la comodidad. Ya que el cuerpo, de forma natural, estará manteniendo o buscando una posición para estabilizarse, ejerciendo una constante fuerza muscular.

Respaldos con el soporte ideal

El respaldo del mejor sofá para leer, se configura para ofrecer el soporte necesario a la región lumbar y a la curvatura espinal. Concentrándose en acoger la totalidad de la espalda sin que esta se hunda en el respaldo. En este caso, una superficie muy suave puede impedir el cambio de posición, provocando sensaciones sofocantes e incómodas.

Otro rasgo, está centrado en los mecanismos para reclinar el respaldo, los cuales pueden encontrarse en modalidad manual o eléctrica. Mientras más se pueda inclinar, la actividad muscular lumbar disminuye en igual proporción. Gracias a esto, una mayor proporción del peso corporal es transferido al respaldo.

Algunos modelos pueden presentar respaldos con diseños firmes, rectos y lisos, que son complementados con cojines anatómicos. Esta es una manera práctica para obtener un respaldo cómodo y funcional.

Estructura y superficies acolchadas en los Sillones para Leer

El mejor sofá para leer y relajación, se caracteriza por presentar varias capas de acolchado. Estas se encargan de proteger la estructura interna de los sillones, sirven como aislantes térmicos y para obtener mejores acabados.

Normalmente, los materiales utilizados para la cojineria del respaldo y el asiento, presentan propiedades que potencian el confort. Dentro de las más utilizadas se tienen, la espuma de poliuretano, la fibra hueca siliconada y la espuma viscoelástica.

Espuma de poliuretano

Este material es el más utilizado en la confección de cojines para asientos de alto rendimiento. Sus presentaciones varían en densidades, grosor y firmeza, mientras más alta sea su densidad mayor será su firmeza. Asimismo, es térmica, aislante, ligera, maleable, suave al tacto, impermeable y altamente transpirable.

Fibra hueca siliconada

Esta fibra se utiliza, principalmente, para la fabricación de los respaldos y como capa para cubrir la espuma de poliuretano. Este elemento no es tóxico, es altamente transpirable, repele la humedad, es elástico, termoaislante y muy suave al tacto.

Espuma viscoelástica

Este material puede considerarse un producto de la tecnología en materiales. Se utiliza como una capa para los asientos o respaldos, usualmente colocada sobre espuma de poliuretano. Su principal atributo es la capacidad de absorber la tensión y distribuir la presión corporal sobre sí misma. Gracias a esto, es un material altamente demandado para la fabricación de productos para el descanso y sanitarios.

El acolchado de los asientos y respaldos es importante, ya que cumple la función de distribuir la amplia compresión que recae sobre las nalgas, los muslos y la piel. Previniendo lesiones cutáneas, dolores musculares por mala distribución del peso o entumecimientos por mala irrigación sanguínea.

Tapizado en los Sillones cómodos para Leer

Tapizado transpirable

Una persona leyendo puede pasar largos períodos de tiempo sentado, acumulando el calor corporal. En este sentido, los sillones más cómodos para leer, suelen estar tapizados con fibras transpirables. Normalmente, telas de origen natural o eco friendly son las favoritas, junto con algunas versiones de telas sintéticas. Se evitan las fibras con altos porcentajes de PVC.

Estéticos

Es importante que el diseño, color y forma, resulten ser agradables para sus usuarios. En la actualidad, es posible encontrar una amplia gama de opciones que satisfacen distintos gustos y preferencias. Los cuales se ajustan a cualquier tipo de estilo decorativo, tanto en texturas como en colores.

En este sentido, los colores favoritos para sillones de lectura son los neutros o claros fríos. Este tipo de mueble es sumamente versátiles, conocidos por generar sensaciones de relajación, tranquilidad y naturalidad. Cada una de estas percepciones son adecuadas para pasar períodos de lectura en un ambiente agradable.

Posiciones de descanso en tu sillón para Leer

Sin importar la comodidad de la posición asumida, si se mantiene por largos períodos de tiempo, pueden presentarse dolores de espalda, cuello y hombros. De igual forma, se presionan los nervios, se entorpece la circulación sanguínea y se genera cierto grado de tensión muscular. En este sentido, expertos en ergonomía recomiendan adoptar diferentes posturas frecuentemente.

En este aspecto, las funcionalidades incluidas en los sillones para lectura y otras actividades recreativas, ofrecen la posibilidad de movimiento.

Extender las piernas

Existen varios tipos de sillones o sofás de una plaza, que pueden utilizarse para leer cómodamente. Varios de estos diseños incluyen sistemas de reposapiés elevables, o sus asientos son largos como los divanes o Chaise Longues. Todos estos modelos ofrecen la oportunidad de que las personas puedan alargar las piernas hacia adelante. De esta manera se cierran las articulaciones de las rodillas, ensanchando así la base de la masa del cuerpo. De esta manera, se reduce el esfuerzo muscular orientado a equilibrar el tronco.

Apoyar los codos

La acción de apoyar los codos en el reposabrazos, mientras el mentón descansa sobre las manos, es un movimiento para equilibrar. Con el objetivo de disminuir la presión que recae sobre la parte baja del cuerpo.

Reclinar la cabeza

La mayoría de los diseños modernos del mejor sofá para leer, están integrados a un sistema de cabezales reclinables. El usuario puede echar su cabeza hacia atrás, distribuyendo el peso de la cabeza y el tronco. Esta posición representa un alivio para el sistema muscular, aumentando la comodidad.

Consejos para posturas saludables

Cuidado del cuello

Es importante evitar doblar el cuello en un ángulo de 60º por más de una hora, ya que esto puede generar dolores agudos. Por tal motivo, es aconsejable regular la altura del libro, a una altura cómoda.

Cambiar de posición con frecuencia

Diversos estudios ergonómicos, demuestran que los pequeños movimientos para modificar frecuentemente la postura, resultan beneficiosos. También se ha evidenciado que flexionar ligeramente la zona lumbar e inclinar la pelvis hacia atrás, mejoran la comodidad.

Usar los puntos de apoyo

Las diferentes partes del sofá como reposabrazos, reposapiés, cabezales y riñoneras, se encargan de asegurar los puntos de apoyo necesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat