Los metros son los que son, pero hay pequeñas reformas y trucos decorativos que hacen que un piso pequeño parezca más grande de lo que es. Te los contamos todos

Muebles a medida, cristal, colores claros, menos piezas pero más grandes… Ganar metros en un piso pequeño es posible con un poco e ingenio e ideas decorativas claras. En el vídeo que tienes a continuación las repasamos.

DECORA EN UN SOLO COLOR Y TU CASA CRECERÁ

La base decorativa de tu casa es la pintura de las paredes. ¡Tenlo muy presente! ¿Nuestro truco para decorar? Usar un look monocolor, desde en la pintura hasta en los muebles principales. Si eliges el mismo tono para unificar toda la decoración, tendrás una sensación de tranquilidad que con paredes de diferentes colores es difícil de conseguir. E intenta que el pavimiento siga la misma gama. Esto nos ayudará a dar una sensación de continuidad para que tu piso parezca más grande.

SI ABRES TU COCINA, TU PISO SUMA AMPLITUD Y GANA LUZ

Abrir la cocina al salón y crear una gran zona de día es una muy buena opción cuando necesitamos aprovechar el espacio. ¿Qué debes tener en cuenta? Como aspecto práctico, pon una buena campana para asegurarte de que tu salón estará libre de olores. También busca un suelo continuo, para mayor unidad visual entre el salón y la cocina, así como resistente a las manchas.

Y a nivel decorativo, intenta que la cocina tenga los mismos colores que el salón (blanco, madera, beige…) y que haya algún elemento de transición entre ambos, por ejemplo una isla. Puedes ponerle a un lado cajones para almacenaje y al otro dejar una barra.

MEJOR UN SOLO SOFÁ GRANDE Y MODULAR

Busca un sofá que sea de colores claros (blanco a poder ser), de líneas rectas y sencillas, e incluso modulable, lo que te permitirá jugar con él y disponerlo en distintas posiciones según necesitéis en cada caso. No tengas miedo a elegir un sofá grande. Es mejor un gran sofá rinconero donde quepa toda la familia que un sofá pequeño y que luego debas añadir butacas porque no cabéis. Los pufs son un gran comodín para completar el estar: son ligeros, se pueden llevar de un sitio a otro y resultan cómodos.

ELIGE CARPINTERÍAS CLARAS, PUERTAS CORREDERAS Y CRISTAL

La clave que nunca debes olvidar: cuando la luz llega a todas partes, la casa crece visualmente. Y esto se consigue despejándole el camino con puertas acristaladas y con carpinterías claras que la reflejen. Una de las soluciones más efectivas es un panel acristalado que separe y, a su vez, comunique la cocina con el salón, sin llegar a abrirla del todo. No es para nada una solución cara y merece la pena. La misma idea puedes aplicarla en el baño o en el despacho.

OPTA POR MUEBLES Y TELAS QUE AMPLÍAN

Es mejor tener pocos muebles bien escogidos. En el salón, puedes apostar por mesas de centro ligeras o tipo nido que se mueven fácilmente. Existen mesas con la base tipo cesta donde puedes guardar dentro unas mantas o cojines, o con el sobre tipo bandeja, que te sirve como mesa y como bandeja extraíble.

Elige telas en tonos claros y que sean ligeras, tanto para cortinas como para cojines, ropa de cama o manteles. Y haz que los espejos jueguen a tu favor: colocados estratégicamente pueden tener un gran efecto ampliando el espacio.

PLANIFICA ARMARIOS EN LAS ZONAS DE PASO

Mira tu casa con ojo crítico para ganar armarios en todos los huecos que puedas. Zonas de paso o recibidores un poco anchos son una buena opción. Un armario en el recibidor es un bien muy preciado. En él podrás guardar los abrigos y los bolsos al llegar a casa. Si el salón queda a la vista, puedes colocar el armario como elemento separador y de almacenaje.

En los pasillos, puedes colocar armarios de apenas 40 cm de fondo que servirán para prendas dobladas, zapatos, ropa blanca… Incluso aprovecha cualquier recoveco para crear pequeñas estanterías que te servirán de almacenaje.

UN MUEBLE PARA TODO: LIBROS, TELE…

Un mueble a medida en toda una pared del salón puede cubrir varias funciones, por ejemplo un mueble con almacenaje que se convierte en mueble de televisión y acaba siendo una librería o un mueble de apoyo para el sofá, como aquí.

No pierdes ni un cm cuadrado y sacas el máximo partido al espacio. Pide que tu nuevo mueble tenga una gran capacidad de almacenaje y esté bien integrado con el resto de decoración. De este modo no solo es mucho más decorativo, sino que disimula su presencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad